Movilidad y dolor físico

Cambiando Vidas

Desde que creé Entrenamiento Emocional, cientos de personas han cambiado sus vidas por completo.

Algunas de ellas, han querido dejar constancia de su gran cambio con Entrenamiento Emocional, para ti.

Dolor y Problemas musculares

El dolor físico, por muy físico que sea, pasa por tu mente antes de hacerse real.

Es en ese momento cuando, con Entrenamiento Emocional, podemos intervenir y cambiarlo.

Los problemas musculares en general, provienen de tensiones creadas por la reactividad emocional. Operaciones, enfermedades, sustos, golpes, cortes, enfados… todo es susceptible de crear reactividad.

La reactividad emocional aumenta tu dolor exponencialmente. Al eliminarla, eliminas la tensión muscular y… mira lo que ocurre.

Problemas de movilidad

La tensión emocional es la causa de muchos de los problemas de salud y movilidad. Dolores, contracturas, músculos tensos, articulaciones que no funcionan correctamente, pueden tener una relación directa con tu estrés. Estos alumnos también pensaban que sus problemas eran físicos.

 

Dolores post-traumáticos o post-operatorios

Tras un accidente, operación, corte, golpe o lesión, el miedo en el cuerpo puede seguir enviando señales de tensión y dolor a la zona afectada (o incluso a otras zonas).  Esto genera un dolor , malestar o impedimento que dificulta la movilidad. Con Entrenamiento Emocoinal, liberamos atus fascias del miedo acumulado y permitimos que mejoren.

Dolor e inflamación

La tensión emocional puede crear contracturas, inflamación, tendinitis y dolores en general, que pueden hacerte la vida muy, muy complicada.  Esto es lo que pasa cuando se atienden correctamente y las personas toman el poder sobre su cuerpo.

 

Problemas de equilibrio

El equilibrio está muy relacionado con la relajación. Si el cuerpo se pone en tensión, tu equilibrio puede empeorar sustancialmente. 

Estos son solo algunos ejemplos de las aplicaciones de Entrenamiento Emocional. Cuéntanos tu caso y te diremos qué puedes hacer para mejorarlo.